1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER

Alta prevalencia de factores de riesgo en pacientes ancianos con medicamentos asociados a torsades de pointes

farmacoepidemiologia

 

 

El 10,6% de la población adulta mayor consumía crónicamente medicamentos asociados con prolongación del intervalo QT. La mayoría usaba fármacos con riesgo condicional, pero el 98% de ellos tenían al menos un factor de riesgo adicional para síndrome de QT largo y torsades de pointes.

Recientemente fue publicado el artículo titulado “High prevalence of risk factors in elderly patients using drugs associated with acquired torsades de pointes chronically in Colombia” en la revista British Journal of Clinical Pharmacology.

Este trabajo, realizado por el Grupo de Investigación en Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia de la Universidad Tecnológica de Pereira – Audifarma S.A, logró identificar un número importante de pacientes ancianos consumiendo medicamentos asociados a prolongación del intervalo QT y generación de torsades de pointes (TdP), quienes además presentaban múltiples factores de riesgo que pueden facilitar la presentación de dicho desenlace clínico.

Es conocido que los medicamentos son una de las principales causas de este tipo de alteraciones y que son precisamente los adultos mayores quienes están en mayor riesgo debido no solo a su edad, sino a las múltiples comorbilidades y la polimedicación a la que se ven expuestos.

En una gran base de datos nacional de dispensación de medicamentos se identificaron los pacientes mayores de 65 años quienes recibían de manera continua durante tres meses de observación algún medicamento clasificado con riesgo condicional, posible o conocido de prolongar el intervalo QT y generar una TdP. Se lograron identificar aproximadamente 56 mil pacientes, el 62% mujeres, con una edad media de 76 años. Los medicamentos de riesgo condicional fueron consumidos por el 95,2% de pacientes, un 5,3% recibían medicamentos con riesgo conocido (más alto riesgo) y el 2,9% con riesgo posible. Cerca de seis mil pacientes tenían dos o más de cualquiera de estos medicamentos y el 96,8% de la población presentaba algún riesgo adicional, con un promedio de tres factores de riesgo por paciente.

Es interesante resaltar que los pacientes consumiendo medicamentos de uso neurológico o psiquiátrico que han sido asociados con TdP presentaban además mayor riesgo de recibir cinco o más medicamentos y de consumir medicamentos QT a dosis elevadas.

A pesar de que la mayoría de pacientes usaba fármacos con riesgo condicional, el 98% de este subgrupo tenían al menos un factor de riesgo adicional para síndrome de QT largo y TdP. El amplio uso de este tipo de medicamentos de riesgo, sumado al gran número de factores de riesgo, es una situación que plantea la necesidad de generar mayores esfuerzos en farmacovigilancia, modelos de predicción de riesgo y una monitoria clínica cercana (por ejemplo con electrocardiograma), para tratar de prevenir desenlaces potencialmente mortales.

Referencia:
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/bcp.12969/abstract

FacebookTwitter